El sueño o las ideas

A veces logro abandonar la idea de una acción, y la acción toma forma, donde quizá después desvelaré una idea.
Es un trabajo perezoso esperar la idea y no avanzarse a una acción desnuda.
No sé lo que escribo, mientras escribo todo cuanto descubro.
Entre la voluntad de ser y la acción de ser, podemos encontrar la misma distancia que separa una parcela, entre la muerte y la vida, llena de ideas que quizá jamás crucen el umbral de los sueños.
Los sueños y las ideas comparten la misma cama, la misma fantasía, la misma substancia alucinógena que nos permite asombrarnos, maravillarnos, convencernos con imágenes de realidad. Y entonces, una vez hemos soñado desde una certeza fundamentada en lo empírico, aquello soñado logra aparecerse y puede reconocerse.
Las ideas, después de la acción, incorporadas en el mundo real, mediante el sueño erótico de la razón son realizaciones de la voluntad del ser, del deseo y entusiasmo del ser que vive arraigado en el sentido, en una profunda y certera intuición de los elementos naturales.
No hemos logrado implantarle a la máquina esa certeza última de lo racional. Esa claridad de un sueño fundamentado en la razón de los elementos. La máquina extiende su alienación en la esterilidad del cómputo. Y entonces, advirtamos, el sueño humano deviene evidentemente imprescindible para realizar.

 

correujordiguell@gmail.com | @jordiguell | @paradigm20 | @procreativitat

http://www.jordiguell.com |

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s